Las espigas arrancadas en sábado.

Las espigas arrancadas en sábado.

Un sábado en que Jesús cruzaba por los sembrados, sus discípulos empeza ron a abrir camino arrancando espigas. Los fariseos le dijeron: «Mira, ¿por qué hacen en sábado lo que no es lícito?» Él les respondió: «¿Nunca habéis leído lo que hizo David cuando tuvo ne cesidad, cuando él y los que lo acompañaban sintieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios, en tiempos del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió los panes de la presencia, que sólo a los sacerdotes es lícito comer, y cómo les dio también a los que estaban con él?» Y añadió: «EI sábado ha sido instituido para el hombre, y no el hombre para el sábado. De suerte que el Hijo del hombre también es señor del sábado.» Marcos 2 (23 a 28)

Reflexión

Jesús en varios relatos nos deja claro que las tradiciones puramente humanas, culturales o de costumbres, no tienen ninguna relevancia y no deben limitarnos, sobre todo cuando actuemos en forma bien intencionada, justa para con los demás. No por una tradición, que no viene de Dios, se va a dejar de alimentar al hambriento, o ayudar al que lo necesita, sólo porque es un día de “descanso”, hay que saber usar el criterio y cómo tratar a los demás como nos gustaría nos trataran a nosotros, debe ganar prioridad. Si rechazas apoyar a alguien que requiere tu ayuda, porque en ese tiempo tenías calendarizado rezar alguna oración o atender a algún rito, estás priorizando incorrectamente. Se llega mejor a Jesús a través de nuestros hermanos, y siempre hay tiempo para rezar, y mañana habrá otra misa a la cuál ir.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar