...

Guardemos nuestras palmas

  Guardemos nuestras palmas Esas palmas que hoy nos ha bendecido el sacerdote en la misa y con las que hoy hemos aclamado a Cristo. Pongámoslas dentro de nuestra casa, en la puerta. Pero no para que no entren en ella los ladrones (no sirven para eso), sino para que todo el año nos recuerden que la victoria de Cristo y la victoria del cristiano sólo se obtienen a través del sufrimiento y de la cruz. Para que no se

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar