...

Metas

¿Qué es una meta?

En la vida todos tenemos sueños, esos sueños que nos impulsan a alcanzar en la vida más de lo que ya tenemos. Tal vez tu sueño sea alguna vez tener la oportunidad de estar con tu amor platónico, ganar un millón de dólares en la lotería, tener casa propia, conocer alguna ciudad del mundo, conseguir el empleo perfecto para ti, formar una familia,… cualquiera que sea tu sueño, lo puedes cumplir si te lo propones.

Los sueños dejan de ser sueños una vez que decidimos hacer algo para lograrlos. Una vez que te propones conseguirlo, entonces ese sueño pasa a ser una meta.

Para dejarlo más claro, las metas son aquellos puntos exactos a los que quieres llegar en tu vida.

 

Businessman looking for new job opportunities on the city

 

¿Cómo trazar una meta?

Debemos ponernos metas, es parte de la vida. Las metas nos ayudan no sólo a conseguir lo que queremos o necesitamos, sino también a crecer y madurar como personas. Por ello, es fundamental que aprendamos a trazar nuestras metas u objetivos en la vida y planear cómo conseguirlos, para así poder hacerlo con cada cosa que nos propongamos, de forma cada vez más natural.

A continuación te presento los 3 pasos clave para tener éxito en cumplir tus metas.

 

Paso 1: Define tu meta.

Digamos que tu sueño es emprender tu propio negocio y decides hacerlo. Así que ahora tu meta es: emprender tu propio negocio. El siguiente paso será entonces definir muy bien tu meta. Habrás de responderte a ti mismo un pfrases-para-lograr -metasar de preguntas que te ayudarán a aclarar que es exactamente lo que esperas lograr y en cuanto tiempo. En este caso imaginario, esas preguntas serían: ¿qué clase de negocio es el que tendrás? y ¿en cuánto tiempo esperas lograrlo?

 

En nuestro caso hipotético, supongamos que entonces decides que tu negocio sea un snack para la venta de una gran variedad de productos, con mesitas donde la gente pueda sentarse a consumirlos, y deseas tener cuatro sucursales distribuidas alrededor de la ciudad con empleados que atiendan a tus clientes. Ahora, hay que definir el tiempo en que te propones llegar a cumplirlo: 15 años. El tiempo va a variar dependiendo de tu meta, la dificultad de lograrlo según tus condiciones actuales y las de tu entorno, el tiempo que te va a llevar (haciendo cálculos realistas), etcétera.

Es muy importante que no nos dejemos llevar del todo por la fantasía. Y tomar en cuenta que todo se lleva su tiempo, y que para lograr algo se necesita esfuerzo. Por lo tanto, te será necesario descansar, comer, dormir, distraerse,… Es decir, que no absolutamente todo el tiempo, ni la energía con la que cuentes serán dedicados a cumplir tu meta. Así que piensa, de forma realista, ¿en cuánto tiempo esperas lograrlo?

 

 

Paso 2: Crea un plan para lograr tu meta.

Una vez definida tu meta, podemos empezar a trazar un plan para llegar a ella.

Existe una clasificación de tipos de metas según el tiempo que esperas que te tome llevarlas a cabo. De acuerdo con esta clasificación, hay metas a largo, mediano y corto plazo.

 

metaMetas a largo plazo.

Las metas a largo plazo son como destinos de llegada que tienes planeados para un viaje, y el traslado de uno a otro es el recorrido que tienes que hacer para llegar a ellas: el plan.

Volviendo al caso imaginario en el que queremos montar una un negocio propio, en este caso, ya tenemos definida nuestra meta a largo plazo: abrir cuatro sucursales distribuidas alrededor de la ciudad de un snack propio, para la venta de una gran variedad de productos, con mesitas donde la gente pueda sentarse a consumirlos y empleados que atiendan a tus clientes. Lograr esto en 15 años.

Así que llegó la hora de trazar nuestro recorrido deseado para llegar a nuestra meta en el tiempo planeado. Esto lo haremos a través de metas a mediano y corto plazo.

 

Metas a mediano plazo.

Ya que tenemos nuestra meta a largo plazo, es preciso decidir que es lo que tenemos que hacer para llegar ahí, y cuanto tiempo esperamos que nos tome llegar a cada una de nuestras metas a mediano plazo. Por ejemplo, si queremos llegar a tener franquicias de nuestro snack dentro de 15 años, debemos tener por lo menos un snack instalado y operando en un plazo de unos cuatro años tal vez, para después hacerlo crecer, obtener ganancias suficientes para comenzar a abrir las otras sucursales.

Metas a corto plazo.

Esta clasificación abarca metas que nos proponemos lograr al día, semana o mes siguiente, por ejemplo.  Y si tenemos planeado tener ya un snack instalado y operando dentro de cuatro años, ¿qué necesitamos para hacerlo realidad? Bueno, pues primero debemos informarnos que necesitamos: dinero, locación, decoración, inmuebles, proveedores, publicidad,… Así es como iremos armando nuestras metas a corto plazo:

  1. MetasPara esta semana: buscar trabajo hasta conseguir uno en el que me paguen suficiente para que me quede dinero para ahorrar.
  2. Dentro de un mes: tener un trabajo para conseguir el dinero que necesito para empezar mi negocio. Empezar a ahorrar.
  3. Dentro de tres meses: tener por escrito el proyecto.
  4. Para dentro de seis meses: haber ahorrado suficiente para empezar. Haber encontrado ya un local que rentar, rentarlo por un mes. Comprar mercancía que empezar a ofrecer. Comprar por lo menos un un inmueble donde mostrar los productos. Hacer carteles con la lista de productos, para que los clientes puedan verlos.

Todos los anteriores son ejemplos de cómo ir desarrollando nuestro plan para echar a andar un negocio propio, suponiendo que esta fuese nuestra meta. Cada persona, deberá ir adaptando sus metas a mediano y corto plazo según sea sumeta a largo plazo.

Paso 3: Sigue tu plan o ajústalo de ser necesario.

Ya que tenemos nuestro plan elaborado, es de suma importancia que nos apeguemos a él, que tratemos de cumplirlo evitando retrasarnos. Por supuesto que las cosas no son iguales en teoría que en la práctica, así que tendremos que irlo ajustando de acuerdo a las nuevas circunstancias y aprendizaje que hemos adquirido en el tema, teniendo siempre en la mira nuestra meta a largo plazo, para mantener la motivación viva.

¡Disfrútalo!

 

lograr-metas-y-objetivos

 

Una vez que hayas emprendido el camino, ¡disfrútalo! No te obsesiones con solamente cumplir con el proceso, esperando disfrutar hasta que hayas llegado al objetivo final, sino disfrútalo durante todo el camino, teniendo fe y poniendo empeño en lograrlo. Es así como se logran las metas.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar