...

Cómo tomar buenas decisiones, cómo elegir bien

Cómo tomar buenas decisiones, cómo elegir bien Introducción
La toma de decisiones, o saber elegir bien, es algo de todos los días, a nivel personal, empresarial, corporativo. Saber elegir bien es para todos, y en todo momento, y por eso la importancia de saber cómo hacerlo, para evitar errores y frustraciones. Espero este artículo te sirva a tu toma de decisiones.Qué decisiones tomo que afectan mi vida?
Las decisiones se toman no solo en QUÉ, sino en CÓMO y PORQUÉ hacer las cosas. Desde la decisión de qué camino tomar camino a casa, qué café pedir, qué preparar de comer, qué pasta de dientes comprar, qué amigos escoger, mi profesión, cómo hacer una actividad en tu trabajo, cómo realizar dicha responsabilidad.

Tomar consciencia
Ya que sabemos que tomamos decisiones y elegimos a cada momento, lo que sigue es que aunque hasta hoy tomas decisiones de forma “natural” o “no consciente”, saber y tomar consciencia de estas decisiones, tanto en el “qué” ya que son las más obvias, tanto como en el “cómo” y “porqué” de hacer lo que haces todos los días, y tú decides hacer.

El poder de decisión
Tú tienes el poder de decidir, a cada minuto, tu propio futuro. No hay un porcentaje exacto pero el 95% de tu día, puedes decidirlo tú, el otro 5% son cosas en las que no tienes forma de cambiarlas, sin embargo sí decides tú cómo responder a ellas. Así que ya lo sabes, todo tu día depende de tí y de tus decisiones: tú tienes el poder!

PORQUÉ: La base de las buenas decisiones
El porqué decides una cosa u otra es la base de todas tus decisiones, son los principios, valores, reglamentos, mandamientos que te rigen y rigen tus decisiones. Cada decisión que tomas debe ir acorde al PORQUÉ, o tu decisión será una mala decisión que al corto o largo plazo te causará infelicidad, intranquilidad, sufrimiento. Por lo que si lo que decides está “correcto” conforme a tus principios y creencias, tu proceso de decisión va por el mejor camino. Como casi todo, los extremos son malos. Si careces de principios y valores para tus decisiones, te espera infelicidad. Y si tus principios y valores son tan rígidos que no son posibles seguirlos por nadie o no permiten el más mínimo error, también te espera infelicidad.

Prioridades: Mis prioridades están en este orden (siendo el número menor, una mayor prioridad o importancia): 1. Dios 2. Familia 3. Amigos / Compañeros de trabajo / Clientes 4. Yo. Cada quien tiene su propia lista de prioridades, en su propio orden. Haz tu lista de prioridades, sólo con lo que realmente es importante en tu vida, ya que si está en tu lista de prioridades, no importa en qué importancia, es tu responsabilidad atenderla, dedicarle tiempo, cuidarla, ya que si no lo haces muy pronto no estará en tu lista de prioridades, aunque no lo desees así, ya que lo perderás. Ahora en cómo te ayudará esto a tus decisiones es muy simple, todas tus decisiones deben ser congruentes con lo que esté en tu prioridad 1. Absolutamente todas, y sólo algunas decisiones tendrán que ser congruentes con los siguientes puntos de tu lista de prioridades, según cada decisión.

CÓMO: Tan importante y tan olvidado
Esta parte de la decisión es la más olvidada, la más ignorada, y la segunda más importante y define el modo en el que tomamos decisiones, el cual afecta todo el proceso, positiva o negativamente según sea el caso. En el cómo debemos cuidar que sea una decisión:

Tranquila: Una decisión sin estress, tranquila, tiene más objetividad y menos margen para el error. Un caso drástico es las decisiones que se toman cuando se es víctima de un asalto o robo, el estress quita la mayor parte de cualquier cosa aprendida, dejando instinto e impulsos. La forma en la que reaccionamos al estress diario, o al estress de una decisión es pieza clave, si logramos estar tranquilos (y eso depende de cada quien), aunque el ambiente sea estresante, nosotros debemos mantener la tranquilidad, por el simple hecho de lo contrario, afectará nuestro rendimiento en la toma de decisiones y nuestra salud también. Como no se trata de ser o parecernos a una piedra sin sentimientos, la alegría va de la mano con la tranquilidad. Habrá razón para no estar alegres, si tenemos el control?

Objetiva: Es muy común tener decisiones sesgadas, lo cual es malo, afectadas por opiniones de otros que no tienen partido en la decisión, o por presión de otros, o afectada por emociones. Una decisión objetiva es la que puede dejar todo o casi todo lo que objetivamente no tiene afectación directa en la decisión, como según cada caso, pueden ser sentimientos, emociones, relación, etc.

QUÉ: Fácil decidir
La parte del qué de las decisiones es la parte más identificable, más tangible a veces (como la comida), ahora es fácil de decidir. Ya sabemos porqué tomamos la decisión, es congruente con nuestras prioridades, y voy a tomar la decisión bien: con tranquilidad, alegría y objetividad: el qué debes de hacer se va a iluminar solo como tablero de luces, es la decisión que va más congruente con quien eres y qué es lo importante para tí.

PARA QUIÉN: algunas decisiones no son para uno mismo
Decidir qué vestir, qué comer, qué amigos tener es propia. Pero decidir para alguien más? Siempre se ofrece, y mi sugerencia es que si tú tomarás la decisión y la ejecutarás, debe pasar por tu ciclo de toma de decisiones. Si la otra persona no te da la libertad de criterio para decidir, entonces esa persona deberá informarte su decisión, pasada por su propio ciclo de toma de decisiones, ya que no es posible en este caso decidir por aquella persona. Si aquella persona te pide ejecutes su propia decisión (ya que no te dio criterio) entonces también ejecutarla o no deberá ser decisión tuya, si “aprueba” el examen de tu toma de decisiones.

Tips generales
+ Si es algo que puedas tomarte tiempo para decidirlo, tómate tu tiempo hasta que estés seguro.
+ Si la decisión depende de varias personas, asegúrate de analizarlo primero para plantear tu punto de vista con inteligencia y puedas influir en la decisión con argumentos válidos.
+ No es posible decidir bien el 100% de las veces, tómalo con alegría, calma y como una oportunidad, cuando te das cuenta no decidiste bien.
+ El proceso de decisiones no es sólo de decisiones “nuevas”, sino aplica a todo lo que actualmente ya es parte de tu vida, es sano ver en dónde estás parado y volver a tomar decisiones, es posible que tus prioridades cambien, entre otras cosas. Por ejemplo, si alguna mala decisión te trae infelicidad, es decisión tuya volver a decidir bien, no hay salto tan alto que no lo puedas hacer, todo depende de que decidas ser feliz, y el resto saldrá bien.
+ Al tener una mala racha, lo que te puede salvar inmediatamente es ver las cosas con positivismo: en un mundo tan negativo, el realismo no es suficiente, hay que ser más positivos que realistas.

Entonces cómo decido bien?
Es bastante raro, yo creo con los dedos de mis manos pueda contar, que me haya arrepentido, ni al corto ni al largo plazo de mis decisiones, desde qué comer hasta decisiones importantes. ¿Por qué? Todas pasan ya inconscientemente por el proceso de decisiones descrito aquí, así que consideran todo aspecto de tu vida, así difícilmente te equivocarás.

Última modificación: 24 de agosto 2012

como tomar buenas decisiones | como tomar decisiones | tips para toma de decisiones | saber como tomar decisiones | proceso para la toma de decisiones | metodo para tomar decisiones | camino de tomar decisiones | como saber tomar decisiones personales | toma de decisiones empresariales | saber elegir | como saber elegir | sabes como elegir | importancia de saber elegir | tips para saber elegir | elegir entre opciones | como elegir entre varias opciones | como tomar decisiones de elegir entre opciones diferentes | como saber encontrar la opcion o decision adecuada o correcta en alguna encrucijada | al encontrarse en alguna bifurcacion saber tomar la mejor decision

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar