...

Los homosexuales están bien o mal

Introducción
La realidad de hoy es que aprox. el 10% de las personas del mundo son homosexuales y/o bisexuales. Los que somos heterosexuales, cómo debemos mirar esto, comportarnos ante esto? Hay manera de juzgar si está bien o está mal?

Diferencias
Alejándonos de este tema de preferencia sexual por unos segundos, las diferencias entre persona y persona son abismales, aún entre hermanos y miembros de la propia familia. Nuestra naturaleza está diseñada para que desde la genética al concebirnos, se forme un ADN único e irrepetible, con sus propias huellas dactilares, rostro, alma espiritual, que jamás se repetirá, desde su concepción (día 1) hasta su muerte. Cada experiencia, palabra escuchada, amistad, etc. va marcando la personalidad de cada quién, por lo que jamás habrá dos personas que estén de acuerdo en todo en el mundo, así es nuestra naturaleza y es necesario aceptarla y reconocerla primero que todo.

Juicio
Del punto anterior, ya sabiendo que no es posible ponernos de acuerdo con otros en todo, es lógica humana reconocer que debemos respetar la personalidad y punto de vista de otros. Claro, pero hasta qué punto? Respetar en todo? O respetar en algunas cosas? Hablando de respeto, el respeto es universal, debería ser en todo tema. Pero entonces si la otra persona piensa que venir y matarme en este momento es lo correcto, debo respetarlo y dejarlo hacerlo cuando yo opino lo exactamente opuesto? Y en el tema sexual, debo yo irme en contra de alguien que es homosexual sólo por ese hecho? Por supuesto que no. Y sin embargo en ese mismo tema de preferencia sexual, si este homosexual quiere seducirme o seducir a alguno de mis hijos, o querer hacer un espectáculo público, por supuesto que éste ya no está obrando de forma correcta. Es por eso que podemos separar nuestros pensamientos en dos vertientes: absolutos y subjetivos, siendo este último el más amplio.

Pensamientos subjetivos
Porqué pensamientos? Sin éstos, todo este tema y todos los demás temas no tienen cabida, por eso les llamo pensamientos, todo se origina en nuestro cerebro, corazón, y alma y parte de ahí, sin seres humanos se termina la discusión y todos – o nadie – felices. Los pensamientos subjetivos son los que no importa y es de esperarse, sean diferentes de persona a persona, qué tipo de casa les gusta, qué cosa quieren dedicarse a hacer, a qué hora quieren dormirse, qué color de camisa les gusta usar, si les gustan los tennis o zapatos, si prefieren rubias o morenas, etc. Estos pensamientos son los que no ponen en peligro su salud, física, mental, espiritual, y no vale la pena discutir por las grandes diferencias de persona a otra.

Absolutos
Han oido la frase «Todo es subjetivo»? Pues si todo lo fuera, para qué queremos colegios? Fuera! Iglesia? Fuera! Reglas sociales? Empresas? Todo fuera! Y qué sería del mundo? No existiría, seríamos hombres de las cavernas todos, guiados puramente por instinto animal, sin orden, ni reglas, ni gobiernos. Entonces, todo es subjetivo? Claro que no! Hay pensamientos que son absolutos, nos guste o no, claro que las personas les gustaría pensar y obrar como quieran a su propia voluntad, y no como se debe, todo el tiempo, y lo pueden hacer, sin embargo no es lo correcto. Los pensamientos absolutos siguen un orden social, un orden moral, atado a nuestra consciencia. Algunos ejemplos son los 10 mandamientos (Trata a tu prójimo como te gustaría te trataran a ti, no mates, no robes ni tomes lo que no es tuyo, no digas mentiras…), los 7 pecados capitales (no dejarse con la gula, lujuria, envidias, vanidad excesiva…). Estos pensamientos absolutos no deben cambiar de persona a persona, pero Dios nos da la opción de elegir, desafortunadamente no todos eligen el bien.

Homosexualidad: pensamiento subjetivo o absoluto?
Mi opinión es que es AMBOS, es subjetivo porque los homosexuales, al menos una parte, no ha elegido este camino por cuenta propia, la suma de experiencias, ADN, etc, de su vida los ha llevado a su estado actual, el cual merece solamente respeto, amor al prójimo y comprensión, como con cualquier otro hermano humano del mundo. También es absoluto porque la familia humana, nadie va a negar fue diseñada para que un hombre y una mujer se unan en fiel matrimonio y procreen una familia, como nuestro orgamismo está diseñado para eso, y la reproducción mantenga viva la humanidad. Es derecho de cada adulto elegir su propia vida y su camino, sin embargo es derecho de cada niño contar con padre y madre, que psicológicamente hablando es sano para él. El niño merece que vea ejemplos de familia integral también, para no influenciar su crecimiento integral.

El lado oscuro: el homosexualismo y bisexualismo
Desgraciadamente para los homosexuales, el homosexualismo que es una vertiente distinta, usualmente de personas con libertinaje sexual, comportándose como animales de granja y tratando las relaciones sexuales como una comezón que hay que quitar como sea o con quien sea, los hace ver mal y tener rechazo hacía ellos. Sin embargo lo que falla aquí y hay que corregir, es el criterio de las personas para ver personas y no «etiquetas». Ahorita hablamos de ellos en este artículo, pero es igual de degradante para la sociedad y la familia pensar en estas personas libertinas heterosexuales, bisexuales, etc. Este comportamiento es de pensamiento aboluto, absolutamente mal, para todos, hasta para ellos mismos, quienes deciden por su propia mano entrar a estos excesos – y luego literalmente morir – por ellos. Un porcentaje de personas, sean heterosexuales o no que caen en excesos sexuales, múltiples parejas, orgías, drogas, acaban en el homosexualismo o bisexualismo, ya que nunca encuentran la satisfacción que buscan, y sufren un trastorno de comportamiento, como vemos públicamente en diversos artistas, actores, cantantes famosos.

Hasta dónde llega el respeto
Hay que respetar a quien piense que el color morado es el mejor hasta que busca obligarte que sea tu color favorito, o quiere poner una nueva regla en la sociedad en la que el color morado es un derecho inalienable de todo ser humano, no hay que ir a extremos, igual como la homosexualidad, respetamos, pero también reconocemos es un trastorno de comportamiento a los valores de familia los cuales son incambiables con el paso del tiempo, no porque el 98% de los políticos robe ya vamos a cambiar la constitución para que sea un derecho de todo político, y hacer una marcha en favor de los políticos que deseen robarle dinero al pueblo, las normas sociales, espirituales no se pueden regir bajo democracia o viviríamos como animales, guiados por el instinto solamente. Vivir bajo el «trata a los demás como te gustaría te trataran a tí», te doy respeto a todo lo que piensas pero si ya me involucras a mí y me dañas, o tratas de hacer que todos piensen como tú, o tratas de alterar los 10 mandamientos y 7 pecados capitales, y las normas naturales del ser humano, o cualquier otro valor de pensamiento absoluto, sólo porque te place o satisface, ahí ya no estás bien.

Decidir no es estar en lo correcto
Algo que se nos olvida como seres humanos es las causas y consecuencias en nuestra vida, son casi exclusivamente debido a nuestras decisiones. Cada segundo vamos tomando decisiones, como seres inteligentes y libres como nos hizo Dios, desde a dónde caminar, qué cosas comer, con quien juntarnos, qué actividades hacer, cómo pensar, a quién querer. Qué quiere Dios de nosotros? Que decidamos en pos del bien, y lo eligamos a El libremente, de nada le servirían un ejército de esclavos obligados a amarle. El fundamento de esta idea nos hace concluir que cada segundo que tomamos decisiones, podemos estar eligiendo al mal, o al bien, y para eso nos puso una consciencia dentro de nosotros y también nos mandó a Jesús para darnos líneas de vida, para no perdernos en las malas decisiones. Lo que tú decides no está necesariamente bien sólo por el hecho que fuiste libre para decidirlo, pero a final de cuentas tú decides, al menos tu porvenir, no te lleves a otros de encuentro si decides mal, al contrario, que tus buenas decisiones ayuden a tu prójimo es el objetivo de todo ser humano para ser completo y feliz.

Entonces, el homosexual está bien o está mal?
No hemos aprendido nada de los textos anteriores? Es imposible saberlo, por eso la importancia de no juzgarlos sin conocerlos, algunos no eligen tener esa inclinación, otros sí, otros fue el resultado de sus malas decisiones de excesos, otros pudieron ser abusados y ya su realidad no es cambiable. Seamos sinceros, es un trastorno de comportamiento, lo natural es buscar al sexo opuesto para reproducción, pero quién no tiene algún trastorno de comportamiento como lo hay miles? Y cuántos de estos comportamientos son más dañinos para la sociedad como el paranoico-esquizofrénico, el bipoloar, el depresivo-suicida, el pobre extremista religioso que cree que matar a su prójimo hará sonreír a Dios o los pobres ignorantes que matan a humanos únicos, irrepetibles en el vientre de sus madres? Alguien con un trastorno de conducta no merece odio, sino amor. El odio sólo trae más frustración y más odio y venganza, el amor es el único camino como bien nos instruye Jesús de Nazareth, es lo único de lo que habla.

Conclusión
Creo que nuestra vida es una prueba de qué tan nobles decidirnos comportarnos con nuestro prójimo, hay quien está buscando siempre en el prójimo lo contrario, sus defectos y limitaciones y ver cómo eso puede hacer a uno hacerse sentir mejor, cuando ellos están igual o más llenos de defectos y limitaciones. Creo que la obsesión que se tiene por el tema de la homosexualidad debería emplearse en cosas más útiles para la sociedad ya que ni se va a erradicar, ni a hacer menos frecuente por obsesionarse con algo. Tampoco es algo que debería celebrarse o publicarse, ya que es algo muy personal y no es una razón para hacer una festividad, es simplemente algo que es, como muchas cosas en nuestra querida sociedad.

 

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar