Peligro de las riquezas

Jesús, mirando a su alrededor, dijo a sus discípulos «¡Qué difícil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios!» Los discípulos quedaron sorprendidos al oírle estas palabras. Más Jesús, tomando de nuevo la palabra, les dijo: «¡Hijos, qué difícil es entrar en el Reino de Dios!» Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja que el que un rico entre en el Reino de Dios. Pero ellos se asombraron aún más

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar