Como Jesús, Y con Él, Preparémonos para las pruebas

Luego de que Jesús fue bautizado, el Espíritu Santo lo condujo al desierto, “para ser tentado por el demonio”. Luego de que Jesús fue bautizado, el Espíritu Santo lo condujo al desierto, para ser tentado por el demonio El evangelio de Mateo nos habla de las tentaciones de Jesús y de cómo salió bien librado de cada una de ellas, derrotando al demonio de una manera apabullante. Por nuestro Bautismo, somos parte del Cuerpo Místico de Cristo, y también tenemos

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar