Nadie es profeta en su tierra

En la sinagoga de Nazaret, Jesús dijo a sus oyentes que el Profeta anunciado por Isaías estaba delante de ellos. + A pesar de que los asistentes “admiraban la sabiduría de las palabras que salían de sus labios”, ellos no querían creer en él, porque no cabía en su cabeza que “el hijo de José”, el carpintero, fuera el enviado del Padre del cielo. + Por esa falta de fe, Dios sólo pudo realizar unos cuantos milagros en Israel, en

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar