...

Dios respeta nuestra libertad

En la parábola del hijo pródigo, Jesús nos enseña que nuestro Padre Dios es misericordioso, nos ama y es paciente. + Nosotros somos esos hijos pródigos que malgastamos la herencia que Dios nos ha confiado: nuestra salud, nuestros bienes, nuestra inteligencia, nuestra vida…+ El amor hacia Dios sólo puede darse cuando es libre No abusemos de la confianza que Dios ha puesto en nosotros. Reflexión Dios nos ha dotado de la total libertad, el libre albedrío de decidir LO QUE

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar