Personas de plastilina

Personas de plastilina, es el nombre que le doy a todo aquel que es moldeado por una sociedad u otra persona, es aquel que le cuesta vivir su vida, tomar decisiones o compremeterse consigo mismo para lograr ser alguien independiente. Lamentablemente en esta sociedad existen personas accionan sin pensar, siguen ordenes sin conciencia de lo que les puede o no afectar, son personas que llevan su vida al gustos de alguien más.

Por lo general este tipo de personas no pueden tener una estabilidad laboral, no pueden llevar un matrimonio con determinación y fidelidad, no pueden darse sus gustos, no pueden poner sus propios horarios, no pueden poner sus normas o simplemente tomar una decisión sin la aprobación de alguien más. Simplemente permiten que otros dirijan su vida por miedo a decir “No puedo” “Tengo otro compromiso” “Vamos a ponernos de acuerdo para coincidir” seguido de una angustia muy intensa que no lo deja pensar. Todo esto pasa cuando no se tiene autoestima, convicciones y determinación en la vida.

Las desventajas de no llevar las riendas de tu vida y de ser una “persona plastilina” es que de un momento a otro vas a ver como todo aquel que quiere dirigir tu vida, va a ser la de él sin dejar que alguien más se la dirija, te darás cuenta de todo el tiempo, oportunidades y vivencias que has perdido por solo no quedarle mal a alguien que a ti si te puede quedar mal. Se genera un malestar en el ambiente y generas un malestar emocional en tu vida, baja el autoestima a tal grado de no saber ni lo que quieres y llegar a sentirte un ser inutil y fracasado. Aparte de que si tienes personas a tu lado puedes arrastrarla a esas condiciones dependientes y si son de personalidad definida pueden alejarse de ti, en fin, son graves las consecuencias.

Es importante que si no quieres terminar siendo una persona controlada por alguien más, debes tener un lenguaje asertivo, que te permita comunicar tus intereses y posibilidades, al decir las cosas de manera adecuada y en el momento adecuado, podras generar respeto ante los demás, y tu opinión será contundente.

¿Se puede dejar de ser una “persona plastilina”? si, siempre y cuando trabajes tu autoestima, le des un sentido a tu vida, logres entender cuales son tus miedos y tus propósitos. El primer paso es querer, y si no puedes hacerlo por si solo, debes buscar ayuda profesional.

No le temas a los cambios, tendrá un efecto beneficioso, en que todo aquello que pretenda incluirte, debas primero pensar en ti primero y tomar conciencia de tus necesidades y de lo que quieres. No será fácil porque no todo el mundo lo comprendera, sobre todo aquellos que están acostumbrados a que los obedezcas sin condiciones, pero a los que no les interese tu vida y tu opiniones, mejor que se vayan, eso es bueno, lo mejor que tienen las limpiezas es que te dejan tiempo y espacio para respirar.

¡Decide quien quieres ser y que hacer!

 

 

 

 

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar