Desde la perspectiva de Dios, todo se valora de un modo diferente

A los ojos de la gente de Nazaret, María y José eran vistos como personas buenas, sí, pero nada más.En cambio, para el Padre del cielo, María era la Virgen Inmaculada y José un varón justo a sus ojos.Ambos con una misión fuera de lo ordinario: contribuir a que el niño Jesús creciera “en edad, sabiduría y gracia”. Dios ama a las familias y les encomienda una misión. Reflexión Cuando nuestra amistad con Jesús, Dios, va mejorando, creciendo, vamos viendo

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar