...

¿Tienes un proyecto de vida?

proyecto-de-vida

Desde pequeños cuando se nos empieza a preguntar, ¿qué quieres ser de grande?, comenzamos a crear un proyecto de vida. Puede que sea de manera totalmente inconsciente, ya que obviamente a esa corta edad no estamos pensando en planificar nuestro futuro, sino más bien nos dedicamos a soñar. Sin embargo, es este tipo de preguntas las que nos irán moldeando y las que finalmente, al momento de tomar la decisión de que carrera vamos a estudiar, nos harán tomar un camino por el cual continuaremos por el resto de nuestras vidas.

(A menos que nos cambiemos de carrera o estudiemos otra cosa aparte en un futuro)

Pero a lo que voy es que, de manera consciente o no, tenemos un plan. Un esquema de metas que queremos cumplir, de sueños que nos gustaría lograr, o de cosas que nos gustaría evitar. Muchos tienen una idea en su mente de ello, más no le dedican tiempo a reflexionar al respecto o desarrollarla.  El ir desarrollando un proyecto desde edades tempranas nos ayuda a ir formando nuestra vida de manera que podamos aprovechar todas las oportunidades que nos lleguen al máximo, y podamos evitar caer en malos hábitos o conductas que puedan resultar perjudiciales para nuestro futuro.define-tus-metas

Un proyecto de vida le da sentido a nuestra existencia. Nos permite soñar, tener metas, anhelos, deseos… motivos para seguir viviendo y para superar cualquier obstáculo que se nos atraviese. A diferencia de un simple plan de vida, que puede contener ideas un poco fantasiosas, un proyecto de vida es realista, jerárquico y organizado.

Un proyecto de vida debe llevar:

  • La meta que tenemos
  • Las formas de llegar a ella
  • Cuánto tiempo nos tomará
  • Los instrumentos, habilidades, conocimientos, recursos que se necesiten para alcanzar la meta
  • Las posibles dificultades que se anticipa que puedan presentarse

Ésto se aplica a todos los ámbitos de nuestra existencia, ya que el ser humano se desarrolla en distintas esferas que se complementan entre sí. Espiritual, físico, educacional, financiero… cada aspecto en el que puedas pensar juega un papel importante en llegar a tu meta. Y tu proyecto de vida cambia constantemente, nunca se detiene. No esta escrito en piedra, puedes cambiar tu opinión de ciertas cosas o decidir que lo que habías pensado en un inicio no es el mejor resultado al que puedas llegar. Y eso esta bien. Esta muy bien, de hecho. Porque aprendemos constantemente.

Esta bien equivocarnos. Esta bien pensar en que es lo mejor para nosotros, sin tener que complacer a los demás. Por eso es nuestro proyecto de vida.

Es nuestra vida, después de todo.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar