...

El Rey del universo nos resucitará a una vida eterna

A nosotros nos cuesta mucho trabajo entender lo que es la vida después de esta vida. Nos pasa como al ciego de nacimiento, que no puede entender lo que son los colores, porque no ha tenido la experiencia de verlos.

Nos corresponde ser fieles a Dios, para que él nos considere dignos de sus promesas.

Reflexión

La vida cercana a Dios, es para nuestra propia felicidad, y luego nuestra propia salvación eterna. Dios que inventó y creó toda la materia, no necesita de nosotros, y no necesita de que usemos nuestra libertad para el bien, y para seguir sus «reglas». Dios ahí está y estará, aún sin que le hagamos caso. Hermano, Dios te llama, y ésto te conviene a tí y sólo a tí. Empieza hoy a fortalecer esa relación con Jesús y su madre María, ellos son nuestro puente a la felicidad terrenal y eterna.

Así como Dios tiene un plan, su enemigo también lo tiene, no te dejes engatusar por el maligno, pero si no eres cercano a Dios, te puedo garantizar ya te tiene bajo sus redes. ¡Abre los ojos y los oídos a Dios!

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar