...

Consumiendo caca

Consumiendo Caca

Introducción

Mi idea es muy sencilla: todos consumimos caca, y de caca se hace la sociedad. Porqué digo que la «consumimos»? Porque son la minoría los que la producen, pero todos la consumimos. Si no hubiera pornografía en Internet, te pondrías a producirla? Tal vez no, hay alguna minoría malvada que sí lo haría, y lo hace hoy día, y de ahí sale el material para que la gente común podamos consumir este tipo de excremento moral para la persona.

Caca

Porqué caca? Excremento, popó, mierda, no es algo que nos guste mucho leer o repetir, sin embargo veo primordial utilizar esta palabra en este artículo, ya que es la analogía más acertada que pude encontrar, y además me recuerda a elocuente y gracioso hermano que suele decir cuando alguien no escucha sus sabios consejos «Ya traté de ayudarle lo más posible, ahora que coma caca si es lo que quiere».

Las ovejas tontas

Pareciera que la mayoría de la gente es un montón de ovejas tontas, que sigue a las demás sin saber porqué, pero como todas van ahí, es lo que hacen. Estudios de control de masas y sociología de los últimos 10 años indican que así es la gente cuando está con más gente, camina al mismo ritmo, hace lo mismo que los demás, viste lo mismo que los demás, etc. osea copia, esto en muchos ámbitos, y sucede de manera inconsciente. De aquí la caca de la moda, ya no es suficiente vestirte por pudor, comodidad, o pensando en que facilite tus labores de trabajo, sino ya la moda puede hacerte deshechar ropa en perfecto estado, porque se cree que hay una tendencia nueva.

Las cacas virales

Ahora esto es viral, gracias a los medios de comunicación tan inmediatos en todo el mundo, Internet, Radio, Televisión, Redes sociales, entre otros. Cualquier cosa llega a cualquier lado en segundos, claro que parece que la caca se apodera del 80% de todo, y de alguna manera sus bonitos empaques brillosos hace que la gente adopte las modas, pornografía, pasatiempos inútiles, que van desgastando la fuerza del individuo y la ensimisman en egoísmo puro para poseer cosas, sentir placeres, desear la riqueza y el poder.

A la gente le gusta la caca entonces?

Así es, sin saberlo, la consumen todo el día, y va enfermando a las personas, lo cual repercute directamente en la educación de los hijos y su integridad, su fortaleza, su honestidad, su generosidad, quitándoles todo esto que les acabo de mencionar, y esto afecta porque ellos son los futuros hombres y mujeres de familia, los cuales son los educadores futuros de más hijos, etc. Este circulito de gente que se ha perdido en las distracciones del mundo (caca con envolturas brillosas), se ha arruinado a sí misma y a sus familias desintegradas y sin amor, y han traído generaciones de animales, y esto no es nuevo, esta es la humanidad, desde que tenemos memoria. La humanidad amante de la caca.

La raíz del brote de tanta caca

Como ya sabemos las malas costumbres que se hacen virales como la pornografía, la «democracia» (cómo va a ser buena la democracia cuando todo el mundo come caca?), la injusticia con los pobres, el egoísmo puro de la mayoría de la gente, la industria de la droga, la industria legal de la que ustedes quieran, los gobiernos corruptos y asesinos, bueno, por mencionar algunas cosas malas. De dónde viene esto? Sí ya lo dijimos, de una minoría malvada, que atrae a ovejas que están dispuestas a seguir a estos seres de pura maldad, los que están dispuestos a poner en manos de niños armas, drogas, pornografía, prostitución, los que son el futuro de nuestro mundo, fueron alguna vez estos niños que tuvieron una mala familia, en su gran mayoría, la cual no lo inculcó en valores, trabajo duro y ayudar a los demás. Pero entonces de dónde viene todo esto? De la gran comodidad que es sacar a Dios de nuestras vidas, ya que Dios implica compromiso, ese esfuerzo diario por mejorar como personas, por no ser egoístas y pensar en los demás, algo tan sencillo, esa espiritualidad que emana de nuestro ser desde su núcleo, porque eso somos, seres espirituales dotados de un cuerpo que hace cosas, las cosas que nosotros queramos, y así libres elegimos consumir caca, hoy podemos cambiar eso, dentro de nosotros.

El cambio

El cambio es ahora, y no conlleva hacer una asociación benéfica, salir a las calles y amotinarnos, ni nada revolucionario, esto ocurre dentro de nosotros mismos. Empieza con ver todo lo malo que consumimos a diario, que nos quita el tiempo como videojuegos o televisión hasta dañarnos por dentro como la droga, pornografía, entre otros. Es decidir ya no comer caca, porque otros la comen, porque otros nos obligan, hay tantos casos y tantas razones, y no importan. Es darnos cuenta pero inmediatamente ya decir que no. El cambio es dentro de tí, es cómo ves e interpretas al mundo y lo que te rodea, es cómo reaccionas ante la caca que comen los demás, pero tú ya no.

Las malas interpretaciones

Actualmente la gente que más ha comido de esto, suele idolatrar gente «famosa», gente que los medios de comunicación han dado difusión en sus medios y ha acabado en la mente de las personas, actualmente la gente suele querer ser «Luis Miguel» en vez de alguien como la Santa Teresa de Calcuta. Los remanentes de caca que quedan en la mayoría de las personas, altera su juicio humano, moral y hasta de sentido común, cosa grave hasta que se hace consciente y se empieza el cambio. Si hay alguna institución, organización o movimiento en el mundo que hace mayor bien, y menor mal, es la Iglesia Católica, sin embargo igual los medios de comunicación dan difusión a los pocos errores, en vez de las cientos de miles de buenas obras y casos dentro de ella, y la gente poco creativa, no investiga más y lo que son unos casos de error, los generalizan a toda la institución, una lástima, es como hacer un recuento de algunos casos de mercadólogos asesinos y sacar la conclusión que todos los mercadólogos son asesinos.

De la abundancia del corazón habla la boca

Hay que tener mucho cuidado que nuestro juicio no se entorpezca, debido a nuestras malas decisiones en cuanto al contenido al que metamos a nuestra cabeza, usualmente a través de nuestros ojos y oídos. Esperar que si le metemos contenido basura a nuestro cerebro, nuestro cerebro va a sacar buenas y razonables ideas es un error de principiante, infantil. Cuida qué metes a tu ser, qué conversaciones tener y no tener, qué contenido ves en Internet y cine, para que sea congruente con la persona que quieres ser y emanar a los demás. Alguien que se junta con malas personas, no va a ser una buena persona. Alguien que se junta con criminales, no se va a convertir en una persona justa y buena, es simple lógica, pero a veces nos dejamos llevar sin pensar, y es un error grave, por eso es una muy sabia recomendación cada noche antes de dormirte rezar un rato, platicar con Dios, ver qué hiciste mal, qué hiciste bien, cómo puedes mejorar, esto es indispensable y recomendable para toda persona.

Conclusión

Decide qué ves, qué platicas, no creas que porque algo está ahí (en un canal de Tv por ejemplo) ya está bien verlo o porque algo puedes encontrar muy fácil (como droga en la esquina) entonces está correcto y te hará bien. Acércate a lo bueno, aléjate de lo malo, sobre todo te recomiendo acercarte a la Iglesia, ir mucho a misa, rezar varias veces al día. La religión católica como institución ha cometido errores en su historia, como cualquier otra organización humana, sin embargo estos errores han sido mínimos comparadas con cualquier otra organización humana, esto porque las bases son sólidas: amar a tu prójimo como a tí mismo, ser generoso con los demás, mejorar cada uno como persona cada día, en esto se resume toda la institución. Acércate a Dios hoy, todo sacerdote está disponible para recibir personas y platicar, platica tus dudas y tus inquietudes, escucha a tu conciencia y obra bien siempre, con justicia. Cambia tu vida, alcanza la verdadera felicidad.

 

 

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar