Vayan y Hagan Discípulos a Todos los Pueblos

Vayan y Hagan Discípulos a Todos los Pueblos

Cuando los discípulos se reunieron en el monte donde habían sido citados por Jesús, antes de ascender al Padre, les dejó un mandato muy claro: “Vayan… y hagan discípulos a todos los pueblos” (por eso llegó la fe a nosotros).

Por el Bautismo, nosotros también hemos sido enviados por Jesús: somos discípulos misioneros. ¿De qué manera respondemos a este mandato?

El Señor subió al cielo, pero no nos dejó abandonados: “Sepan que yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”

Es cierto que Jesús en una parte de la Biblia dice que él vino para el pueblo de Israel, y termina discutiendo con una señora que le pide un milagro, y se lo concede por su fe. Pero también es cierto que Jesús antes de irse con el Padre deja el mandato misionero que el mensaje que vino a dejar es para todo el mundo, no solo para el pueblo de Israel, invitándolos a evangelizar y “correr la voz” de todo lo que han visto y escuchado, a “todos los pueblos” osea a el mundo entero. Un dichoso mensaje, y otro cuando dice que aunque no lo veamos, está con nosotros, hasta el fin de este mundo.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar