Trabajar en la Viña del Señor

¿De veras vamos a trabajar en la viña del Señor?

En el Padrenuestro le decimos a Dios: “hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”, lo cual implica tanto el deseo de que así ocurra, como el compromiso de hacer las cosas como él las quiere.

  • Participar cada semana en la celebración eucarística es un gran regalo que nos hace el Señor, pero al mismo tiempo exige mucho de nosotros.
  • Hay quienes han estado muy alejados de Dios, pero en cuanto descubren a Cristo, se arrepienten, cambian radicalmente su vida y se ponen a su servicio.

Estamos a tiempo de escuchar la voz del Señor, decirle que sí vamos a trabajar por él y poner manos a la obra en aquello que sabemos que nos pide.

Reflexión

Al trabajar en la viña del Señor es querer a Dios, confiar en su voluntad y hacer lo que él nos pide para ir al Cielo, ya que finalmente ese se el pago por el trabajo hecho. Este trabajo no es para los débiles o los cómodos, ya que requiere de fé y esfuerzo diario. Todos somos llamados, pocos son los que aceptan el trabajo. ¿Tú ya escuchaste el llamado, estás listo para hacer todo lo posible por y para Dios?

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar