Tres Personas Distintas y Un Solo Dios Verdadero

Celebramos un miesterio fundamental que nos fue revelado por Jesús: la Santísima Trinidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres personas realmente distintas, que comparten la misma naturaleza divina y cada una de las cuales recibe, como decimos en el Credo “una misma adoración y gloria” (sólo el Hijo tiene dos naturalezas inseparables: la divina y la humana). Por eso fuimos bautizados, como lo mandó Jesús “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar