Pensamos distinto a Dios

Primer anuncio de la Pasión Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas; que le matarían y que resucitaría al tercer día. Pedro se lo llevó aparte y se puso a reprenderle diciendo: “¡Ni se te ocurra, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!” Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡ Sólo me sirves

Continue Reading

Site Footer

Sliding Sidebar