Siete leyes para una vida exitosa

Este artículo es inspirado en el libro “las siete leyes espirituales del éxito” del Deepak Chopra, el cual contiene los secretos para hacer realidad tus sueños.

Antes de darte a conocer estas siete leyes es importante conocer que una vida exitosa se define como el crecimiento continuo de la felicidad, y el éxito es la capacidad de convertir en realidad los deseos fácilmente, este siempre es percibido como un proceso que requiere de mucho esfuerzo, pero cuando se tiene resultados positivos o los resultados esperados, se puede decir que se tiene éxito. Deepak dice menciona que “el éxito es un camino, no un destino”. Y para lograr el éxito (ya sea material, emocional, de felicidad, de satisfacción o el que deseas) primero hay que alimentar las semillas de la divinidad dentro de nosotros, las cuales buscarán la forma de materializarse.

Una ley es una norma que debe cumplirse para tener resultados dentro de un proceso, es por esto que para lograr una vida exitosa se debe cumplir con estas 7 leyes que nos muestra Deepak en su libro:

1- La ley de la potencialidad pura

La fuente de toda creación es la conciencia pura… la potencialidad pura que busca expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto.
Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nos alineamos con el poder que lo expresa todo en el universo.

Es el estado de conciencia pura, el espacio silencioso entre los pensamientos, la quietud interior que nos conecta con el poder verdadero.

Se puede cumplir o tener acceso a esta ley por medio del silencio, la meditación y del hábito de no juzgar, una vez ya se tenga acceso a esta ley podemos permitirnos sentir una interacción armoniosa con la naturaleza y todos sus elementos, la fuerza de la vida , experimentar un sentimiento de unidad con todas las cosas de la vida.

2-  La ley de dar

El universo opera por medio de un intercambio dinámico… Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.

Todo lo que queremos en la vida se cumple por medio de la energia, y para poder recibir todo lo que quieres en la vida, por que el el universo opera a través de un intercambio dinámico. Por ejemplo dinero, amor, compañia, apoyo, etc, primero debes de darlo para permitir que estas energias fluyan tanto adentro como afuera y cuanto más demos, más recibiremos, porque mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestras vidas.

De esta ley lo más importante es la intención, esta debe ser siempre crear felicidad para quien da y para quien recibe, por que si de llega a dar algo por solo interés o a regaña diente, no va haber energia positiva fluyendo en la dinámica y por lo tanto tampoco resultados positivos.

3- Ley del “Karma” o de causa y efecto

Cada acción genera una fuerza de energía que regresa a nosotros de igual manera… Cosechamos lo que sembramos.
Y cuando optamos por acciones que les producen alegría y éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es también alegría y éxito.

Todo lo que sucede es producto de las decisiones que se toman en el pasado, cuando más seamos concientes de esto, más podremos escoger aquellas opciones que sean correctas, tanto para nosotros como para los que nos rodean.

Podemos usar esta ley para crear dinero u abundancia, hacer que las cosas buenas fluyan hacia nosotros siempre que asi lo elijamos. busamos el principio de la oportunidad para luego unirlo con nuestros propositos de vida de modo que debemos observar las decisiones que tomamos cada momento para traerlo a la conciencia, detenerse a ver las consecuencias de esa acción con la visión interior, si traera un beneficio propio y para los que nos rodean, y tomando todo esto en cuenta podremos tomar las decisiones correctas.

4- Ley del menor esfuerzo

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad… con despreocupación, con armonía y con amor.
Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

El minimo esfuerzo que se hace cuando nuestros actos nacen del amor, porque esta energia es la que junta a la naturaleza y nos trasmite una energia que se multriplica y se acumula para que todo fluya de manera positiva, pero cuando perseguimos algo con mucho afán de tenerlo y no dejamos de pensar en tenerlo obsesivamente, si solo para satisfacer un beneficio personal, se pierde energia y se hacen las cosas dificiles.

Para aplicar esta ley debemos tener el compromiso de aceptar las cosas tal cual se presentan, quiere decir que este momento es como debe de ser y el universo es como debe de ser. Este momento que se esta viviendo es la culminación de todo lo que se vivio en el pasado y debemos aceptarlo. Responsabilizarse de la situación y no culpar de alguna situación a nadie o a nada, en todos los problemas hay un principio de oportunidad y al ser conciente de esto, nos permite aprovecharlo y transformarlo en una situación o cosa mejor, es una forma de evolucionar. Renunciar a las actitudes defensivas y defensa de un punto de vista considerado correcto. Es mejor rendirse y aceptar para encontrar la resistencia.

5- Ley de la intención y el deseo

Inmanente en toda intención y en todo deseo está el mecanismo para su realización… la intención y el deseo en el campo de la potencialidad pura tienen un infinito poder organizador. Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador.

Para lograr tener el control de esta ley, se debe tener dos cualidades unidas a la conciencia: La atención que da energia y la intención que la transforma y organiza la propia realización del deseo. Cualquier cosa que se desee sin una intención es posible que no se cumpla, ya que esta debe de estar sobre cualquier atención. La intención es el verdadero poder detrás del deseo, es muy poderosa por que sienta las bases para el flujo fácil, espontáneo y suave de la potencialidad pura, lleva a una conciencia del momento presente centrado en la vida.

Es importante entrar en el espacio de la conciencia pura, meditar dentro del silencio de los pensamientos, liberar nuestras intenciones y nuestros deseos, escribiendolos y concentrandonos en ellos. Pertenecer en un estado de auto-referencia, tener seguridad y no estar divulgando nuestros deseos, no es necesario compartirlos a nadie a menos que la otra persona tenga los mismos deseos que nosotros, por que de lo contrario esto se puede prestar a que opiniones negativas influyan en el proceso. Debemos renunciar al apego del resultado, renunciar al interés obsesivo, y disfrutar cada momento aunque desconozcamos el desenlace. Dejemos que el universo se encargue de los detalles necesarios para lograr hacer realidad nuestro deseo.

6- Ley del desapego

La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego… en la sabiduría de la incertidumbre reside la liberación del pasado, de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior.
Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos entregamos a la mente creativa, que orquesta la danza del universo.

Esta ley describe que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Quiere decir que para conseguir lo que deseamos no se debe renunciar a la intención y al deseo, pero si al interés del resultado, por que esto se basa en la seguridad incuestionable del poder verdadero.

Es de sabios entender que nosotros tenemos el poder de la seguridad, aquella que con tranquilidad nos traerá el logro de nuestros deseos. Cuando se pierde esta confianza en nosotros mismos y en el universo, apegandonos a algo material, la intención queda atrapada, se pierde fluidez y muchas posibilidades de lograr un deseo, puede que no se logre el resultado esperado.

7- Ley del “Dharma” o Propósito en la vida

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

Esta ley refiere a que nos hemos manifestado de forma física, humana, para cumplir un propósito. Para cumplir esta ley, es necesario comprometerse a la práctica espiritual para encontrar el YO interior, descubrir nuestro talento único y buscar la mejor forma para servir a la humanidad. De esta manera podemos generar toda la riqueza que deseamos, cuando nuestras expresiones negativas son coherentes con las necesidades del prójimo, la riqueza se va a manifestar de forma espontánea, comenzaremos a experimentar la vida en todo momento como una expresión milagrosa de la divinidad, conoceremos la verdadera alegría y el significado real del éxito.

En conclución, estas leyes han sido creadas para aprender a tener el control de nosotros mismos y si las comprendemos y las practicamos de forma natural, comenzaremos a concentrarnos en nuestro propósito, notaremos como nuestra vida se va volviendo mas alegre y próspera en todo sentido, podremos hacer realidad nuestros deseos, la abundancia, el dinero y todo el éxito en nuestra vida. 

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar