Pensamos distinto a Dios

Primer anuncio de la Pasión

Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas; que le matarían y que resucitaría al tercer día. Pedro se lo llevó aparte y se puso a reprenderle diciendo: “¡Ni se te ocurra, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!” Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡ Sólo me sirves de escándalo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres! Mateo 16 (21 al 23)

Reflexión

Pensamos como personas, como humanos, no como Dios. Para nosotros podría ser una tragedia la muerte en cierto punto de vista, nunca nos quedará ni remotamente claro en su totalidad, el punto de vista de Dios que es amor y justicia. Nosotros que vivimos el ahora, a los que ya murieron hace cientos o miles de años, somos más queridos, menos o igual? Una persona que vive una vida larga de 90 años, contra un niño que muere a los 2 años, uno es más querido o menos? Si Dios es amor y justicia, éstos deben ser sólo detalles, en comparación con la vida eterna que nos espera con Él. Confiemos y amemos a Dios, busquémoslo como se busca a un amigo, visitándolo, recibiendo los sacramentos, rezando, platicando. Tiene mucho de bueno ofrecerle sacrificios de nuestra vida diaria, así como también pidiéndole cosas que creamos necesitamos.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar