El que salve su vida la perderá

El que salve su vida la perderá, y el que la pierda por mí, la salvará.

Claramente el camino que deja Jesús para llegar a Dios es a través de Él y sus enseñanzas, hay que cuidar no caminar por la oscuridad, sino en la luz de Cristo y de su Iglesia que Jesús instituyó en Pedro, como bien lo dejó dicho.

Quien se preocupa sólo por sus intereses sin ocuparse de los de Dios, aparentemente estará salvando su vida (para este mundo), pero en realidad la estará perdiendo (para el cielo):

  • El que por obtener el éxito profesional o avanzar en una carrera política niega sus convicciones de fe.
  • El que con tal de ganar algo más de dinero para tener un buen auto o una mejor ropa descuida a sus hijos.
  • El que por huir de la pobreza daña a los demás con la mercancía que vende y sus métodos donde daña a los inocentes.
  • El que por dedicarse sólo a sus probpios intereses abandona sus deberes para con Dios.
  • El que por quedar bien con los demás adopta “valores” contrarios a los del Evangelio.

El Señor no dejará sin recompensa a todo aquel que prefiera servirlo a él.

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer

Sliding Sidebar